Hotel Mayorazgo está muy cerca de los lugares más emblemáticos de Madrid

Tan cerca que podrás acceder a la mayoría de ellos caminando. Cultura, ocio, compras y restauración. Está todo al alcance de tu mano.

Si tienes dudas de qué ver en Madrid, dónde puedes comprar o cuáles son las exposiciones más interesantes, nosotros te ayudamos. Pregúntanos y te informaremos de todo lo que ocurre en Madrid. Nos convertimos en tu mejor guía de viaje para que no te pierdas nada y puedas sacarle el máximo partido a tu estancia en la capital.

La Gran Vía

La Gran Vía

Estamos ubicados en plena Gran Vía, una de las arterias más importantes de Madrid. Esta extensa calle lo tiene todo: centros comerciales, tiendas, restaurantes, teatros, cines y discotecas. Mención especial merecen los musicales, muy populares en los últimos años.

Camina por la Gran Vía y déjate atrapar por su arquitectura y por la hospitalidad madrileña. Desde la calle Alcalá hasta la Plaza de España encontrarás infinidad de posibilidades para volver al hotel con una sensación que no olvidarás jamás.

A 10 minutos del Hotel Mayorazgo se encuentra la Puerta del Sol, el punto más céntrico de Madrid. Zona comercial por excelencia, con calles como Arenal, Montera, Carmen o Preciados, el lugar está perfectamente acondicionado para pasar el mejor de los días. La foto junto al Oso y el Madroño es una obligación.

Puerta del Sol

A 10 minutos del Hotel Mayorazgo se encuentra la Puerta del Sol, el punto más céntrico de Madrid. Zona comercial por excelencia, con calles como Arenal, Montera, Carmen o Preciados, el lugar está perfectamente acondicionado para pasar el mejor de los días. La foto junto al Oso y el Madroño es una obligación.

Multitud de artistas callejeros actúan en la zona todos los días. Pasearás entre estatuas humanas y malabaristas o escucharás auténticos mini conciertos en directo.

Y si tienes que quedar con alguien, no lo dudes y hazlo en el kilómetro cero. No tiene pérdida y mientras esperas puedes contemplar la Casa de Correos y su Reloj de la torre, el reloj de las campanadas de fin de año, un icono absoluto de Madrid.


Plaza Mayor

Tampoco puedes irte sin visitar la Plaza Mayor. Aquí puedes gozar con un auténtico bocadillo de calamares. El mejor acompañamiento para este manjar es una cerveza bien fresquita y si es de origen madrileño, mucho mejor.

El bocadillo en una muy buena opción para visitar lugares de interés mientras almuerzas, pero si quieres descansar y tomártelo con calma, la Plaza mayor esconde en sus soportales una tradicional zona de restauración, terrazas y tiendas de souvenirs. Y si vienes en diciembre, acércate a los puestos navideños, se instalan en el centro de la plaza.

Plaza Mayor
Plaza de España

Plaza de España

Rodeada de jardines y de edificios de gran altura, sin duda lo más destacable es la estatua de Miguel de Cervantes que preside el centro de la plaza. Flanqueada por don Quijote y Sancho Panza, es sin duda uno de las creaciones artísticas más emblemáticas de Madrid.

Cerca de la Plaza de España se ubican otros lugares muy conocidos de la ciudad, como el Templo egipcio de Debod, el Palacio de Liria, el Museo Cerralbo o la zona del Conde Duque, que nació como un lugar de intercambio cultural que ha conquistado todo el barrio con sus actividades y exposiciones.

Palacio Real

Otra de las joyas de Madrid es el Palacio Real, uno de los mayores de Europa que en sus más de 3.418 habitaciones mantiene un importante patrimonio de arte con históricas colecciones de tapicería, pintura y escultura.

Los impresionantes Jardines de Sabatini o el Campo del Moro son dos atractivos turísticos con los que viajarás a través del tiempo.

Palacio Real
El Madrid de los Austrias

El Madrid de los Austrias

Gracias a los Austrias, Madrid comenzó a gozar de una entidad que ha durado hasta nuestros días. Una vez que la Corte se estableció en Madrid, la ciudad pasó a ser la villa más importante.

Para visitar el Madrid de los Austrias, cuyos monumentos se encuentran en un recorrido que va de Sol a la Plaza de Oriente, conviene comenzar por la Puerta del Sol y seguir hasta la Plaza Mayor. Allí se puede llegar hasta Bailén tomando la calle Mayor. La Almudena, la Plaza de Oriente, el Palacio Real y la Latina son algunos de los emplazamientos que conforman el Madrid de los Austrias. Así como el Monasterio de las Descalzas Reales, el Convento de la Encarnación o la Iglesia de San Ginés.


Triángulo del Arte

Museo del Prado:

La colección del Museo del Prado está formada por 7.600 pinturas, 1.000 esculturas, 4.800 estampas y 8.200 dibujos, además de un amplio número de objetos de artes decorativas y documentos históricos. Actualmente, los visitantes pueden deleitarse con la exhibición de unas 1.300 obras.

Museo Thyssen-Bornemisza:

Este museo te da la posibilidad de contemplar obras de arte del siglo XIII hasta finales del siglo XX. Con casi 1.000 obras expuestas, el visitante podrá contemplar los principales periodos y escuelas pictóricas del arte occidental, como el Renacimiento, el Manierismo, el Barroco, el Rococó, el Romanticismo, y el arte de los siglos XIX y XX hasta llegar al Pop Art. Las instalaciones del museo también albergan una importante colección de pintura norteamericana del siglo XIX.

Museo Reina Sofía:

En su colección descansan más de 20.000 obras de arte contemporáneo de los siglos XIX y XX. De entre ellas, sobresalen las de artistas como Picasso, Miró, Dalí, Juan Gris, Delaunay, Braque, Yves Klein, Motherwell, Bacon, Richard Serra, Calder, Magritte, Gerard Richter, Muntadas, Pistoletto, Sol Lewitt o Marcel Broodthaers.

Museo del Prado: